Un mundo en convulsión

You fasten the triggers
For the others to fire
Then you set back and watch
When the death count gets higher
You hide in your mansion
As young people’s blood
Flows out of their bodies
And is buried in the mud.

El mundo entero está en convulsión. Millones de seres humanos tratan de guiar sus pasos entre la desolación provocada por unos pocos señores de la guerra, que manipulan los sentimientos y las pasiones de los que pagan siempre el precio más alto, los desheredados. Los ejemplos los encontramos por el planeta.

La Unión Europea, bajo el dictado de los Estados Unidos, y Rusia pugnan por el control y la influencia sobre el este de Europa, lo que ha provocado el brutal estallido de Ucrania, mientras que los denominados PIGS (Portugal, Italia, Grecia y España) morimos por la inanición que nos causa la dieta de la Troika (FMI, BCE y Comisión Europea), condenados a la pobreza, la desigualdad y el exilio.

Oriente Próximo de desangra con un goteo constante de civiles palestinos, mientras Occidente permite impasible que Israel mantenga su régimen del apartheid, con Gaza como el mayor campo de concentración de la Historia.

Las Primaveras Árabes han muerto a golpe de plomo y fundamentalismo. Libia es un reino de taifas. En Egipto la democracia ha quedado suspendida, cuando no definitivamente anulada, tras la desastrosa gestión de los Hermanos Musulmanes y un ventajista golpe de estado militar. En Bahrein, Arabia Saudí o los Emiratos Árabes Unidos cualquier conato de rebelión es aplastado sin piedad. Yemen vive una precaria paz mientras que la mitad de su población no tiene acceso a agua potable y saneamientos. Y la pobre Siria se marchita por una guerra que ha provocado, hasta ahora, 6`5 millones de desplazados y más de 140.000 muertos. Y mientras las conversaciones de Ginebra sigan estancadas, que seguirán así, la guerra continuará asolando vidas. Una guerra de todos contra todos, con implicación de actores regionales, en la que grupos cercanos a Al-Qaeda  controlan una importante parte del norte del país.

Y para que referirnos a Iraq o Afganistán. Ya nos hemos perdido en el macabro recuento de fallecidos desde que George W. Bush dijese, hace once años, que “en la batalla de Iraq, EE. UU. y nuestros aliados hemos prevalecido”.

Solo la brillante luz de la naciente democracia tunecina parece alumbrar el futuro del mundo islámico.

Sin embargo, un poco más al sur, en el desierto del Sahara y en el Sahel, las mafias y los fundamentalistas campan a sus anchas, aprovechándose de unas fronteras líquidas y de la desesperación de las personas. Por no hablar de la República Centroafricana, donde cristianos y musulmanes mueren a vengativo golpe de machete; del olvidado Darfur; de la inviable Somalia; del oprimido Sahara Occidental; de la eterna lucha de los kurdos; o del reciente estallido social que ha vivido una Bosnia que sufre una tasa de desempleo de más del 45%.

No nos olvidamos de China, ese gigante con pies de barro que no dudará en aniquilar cualquier lucha por la libertad, ya sea para el conjunto de los individuos, o para los diezmados pueblos uigur y nepalí. Y a su costado las dos Coreas, revolviendo de vez en cuando las aguas del Pacífico con amenazas bélicas.

Este es el incierto mundo en el que nos ha tocado vivir. Un mundo en el que unos 1.300 millones de personas viven con menos de 1$ al día, cada 15 segundos muere un niño de hambre y las mujeres viven, miremos donde miremos, en una violenta y aberrante desigualdad frente a los varones. Mientras tanto, los señores de la guerra siguen escondidos tras sus muros y sus escritorios, sin saber que vemos a través de sus máscaras, y que lo que vemos nos impulsa a luchar para acabar con ellos y construir un mundo mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: