La abdicación de Rajoy.

 

Mariano Rajoy (en el centro), en la reunión de hoy, junto con Rosell (CEOE), Fátima Báñez (Ministra de Empleo), Cándido Méndez (UGT), Fernández Toxo (CCOO) y Jesús Terciado (CEPYME), de izquierda a derecha. http://www.eldiariomontanes.es/

Mariano Rajoy (en el centro), en la reunión de hoy, junto con Juan Rosell (CEOE), Fátima Báñez (Ministra de Empleo), Cándido Méndez (UGT), Fernández Toxo (CCOO) y Jesús Terciado (CEPYME), de izquierda a derecha. http://www.eldiariomontanes.es/

Hoy, 16 de mayo de 2013, el Presidente del Gobierno Mariano Rajoy ha comparecido ante los medios de mutuo propio, sin estar obligado por tener una comparecencia conjunta con otro Jefe de Gobierno. Tras la reunión que ha mantenido hoy con la patronal y los sindicatos, obligada tras el nefasto dato de la última EPA, se ha situado detrás del atril y ha dado un pequeño discurso-resumen de algo menos de 10 minutos, tras lo cual ha aceptado preguntas de cinco periodistas. En total, poco más de media hora, sin cuestiones incómodas y sin entrar en profundidad en ningún asunto. Sin embargo, entre todas las vaguedades, y las palabras tan bien intencionadas como huecas, a las que nos tiene acostumbrados, se pueden sacar varias conclusiones de sus presidenciales palabras:

1º El Gobierno fía todo el futuro económico de este país a la buena voluntad del BCE y del Banco Europeo de Inversiones (BEI), es decir, a la buena voluntad de Merkel. No se plantea una reforma impositiva progresiva, no piensa en la lucha contra el fraude fiscal, no cree en la victoria contra el déficit por la vía del aumento de los ingresos, no cree en la utilización de los recursos del Estado como palanca para la economía. Piensa que solo desde Europa pueden llegar los medios para implementar políticas de estímulo, y por lo tanto abdica de su labor como gobernante. No actúa.

2º La creencia de Rajoy en que solo desde Europa se puede impulsar el estímulo es una derivada de su otro gran dogma. Él asegura que su objetivo es el crecimiento y la creación de empleo, y que para lograrlo la única vía es la reducción de déficit. Punto. No cree que tenga otra misión. No le importa que ningún dato objetivo fundamente su creencia. Él seguirá recortando. Nuevamente, abdica de su labor como gobernante. No se atiene a los datos.

3º La reunión de hoy no ha servido para nada. Si como gran éxito el Presidente solo puede vender acuerdos antiguos, y la creación de mesas de trabajo sobre distintos temas, para después decir que “si no hay acuerdo no pasa nada, el Gobierno tiene sus responsabilidades”, es que la reunión solo ha servido para que él se haga una foto que siempre queda bien, y para demostrar nuevamente su poco talante democrático. Otra vez, abdica de su labor como gobernante. No escucha.

En definitiva, esta simulación de abdicación en diferido de Rajoy se basa en su triple fracaso como gobernante: no actúa, no tiende a la objetividad y no escucha. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: