En la vanguardia de la transformación.

Publicado un resumen en las “Cartas de los lectores” de El Periódico de Catalunya bajo el título “Qué curioso dictador”, así como en la edición impresa del mismo díario del 7/03/2013, página 18.

Ayer fallecía Hugo Chávez, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, cuya trascendencia histórica supera, con mucho, la del cargo que ostentó durante trece años. Su papel como punta de lanza de un movimiento Panamericano de izquierdas, que se ha marcado como objetivos una mayor unidad del continente, y la devolución de los recursos de América Latina a todos los latinoamericanos, deberá ser juzgado por la Historia, que ponderará una gestión en la que la pobreza se redujo un 44%, la desigualdad social se disminuyó en un 17´9%, el gasto social se incrementó hasta alcanzar el 60% de los ingresos del Estado, se situó al salario mínimo venezolano como el más alto de la zona, y la tasa de desempleo cayó en 7 puntos. Aunque también durante su mandato aumentó la inseguridad ciudadana y la violencia, no se ha podido hacer frente a la corrupción político-administrativa, y ha aumentado la dependencia petrolera del país.

Y viendo estos datos soy consciente de que Chávez, con sus fallos y defectos, no entendía de presiones de los mercados ni de imposiciones irracionales e injustas, y eso, desde Europa, me hace envidiar a los venezolanos, que han tenido un Presidente capaz de defender los intereses de la mayoría de la población.

Ese posicionamiento, esa creencia en el bien común, provocó que los representantes del liberalismo económico le situasen como su primer enemigo, le tachasen de dictador, y le acusasen de dividir al país. Qué curioso dictador, que venció en cuatro elecciones democráticas consecutivas, avaladas por, entre otros, Jimmy Carter, la última de ellas con el 55% de los votos sobre una participación de más del 80% de la población. Por comparar, ¿llama alguien dictador a Mariano Rajoy, a quien solo votó el 20% de la población española? Igual de curioso es que le acusen de dividir al país, amparándose en la polarización que se produjo sobre él y el candidato de la oposición en las últimas elecciones. ¿Acusa alguien –razonable- de lo mismo a Barack Obama, con su 51% de los votos, frente al 47 de Mitt Romney?

Quienes utilizan descalificaciones así, desde la lógica discrepancia política, están ciegos antes el apoyo social que suscitaba su persona, el respeto casi unánime que le procesan todos los líderes políticos de América Latina, y que la marea que él empezó ha generado una ola que ya sostienen por todo el continente sus seguidores junto con los de Rafael Correa, Evo Morales, Cristina Fernández, Lula da Silva y Dilma Rousseff, o José Mújica.

Quienes exageran sus gestos, propios de una personalidad ya de por si exagerada, obvian, por ejemplo, que en el mismo discurso en el que aseguró que en el estrado de la Asamblea General de la ONU olía a azufre, en referencia a George W. Bush, también hizo una apasionada y racional defensa de una gobernanza democrática mundial. O que cuando el rey Juan Carlos le mandó callar, solo estaba defendiendo una obviedad: que José María Aznar, como Presidente del Gobierno de España, apoyó el golpe de Estado que sufrió Venezuela en 2002, y que hubiese triunfado de no ser por el apoyo popular que devolvió a Chávez al Palacio de Miraflores.

Manipulaciones aparte, no queda duda de que Hugo Chávez se situó en la vanguardia de la defensa de los intereses de la mayoría de la población. A la cabeza, por tanto, de una transformación democrática que desde Europa es cada día más envidiada.

Anuncios

One response to “En la vanguardia de la transformación.

  • Juan

    La historia sera la encargada de juzgar la verdadera personalidad que dejo como legado que no fue otro que haber entregado la soberania de su pueblo a los dictadores cubanos tambien,como despues de saberse condenado a muerte,cobardemente imploro al Cristo al que en multiples ocasiones vejo,y con multiples epitetos e indignos en boca de un llamado gobernante.Asi tambien como desfalco las arcas dejando a Venezuela endeudada cuando pudo ser el pais mas rico de nuestra America Latina hoy gobernada por el despota de Cuba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: